receta-tortilla-de-patatas-con-calabacin

Tortilla de patatas con calabacin

Ingredientes:tortilla de patatas con calabacin

  • 1 calabacín.
  • 3 patatas grandes.
  • 1 cebolla.
  • 4 huevos.
  • Aceite de oliva.

Esta receta de tortilla de patatas con calabacin es un muy fácil. Este plato es ideal como acompañante o primero.


Receta de tortilla de patatas con calabacin

Con la tortilla de patatas con calabacin conseguiréis una buena mezcla de verduras.

  1. Pelamos y lavamos bien las patatas para luego cortarlas en rodajas finas. También pelamos y cortamos la cebolla, pudiendo cortarla en rodajas o en cachitos pequeños, como vosotros prefiráis. El calabacín vamos a cortarlo por la mitad para manejarlo mejor; le quitamos la piel, lo lavamos y troceamos en cuadraditos pequeños. Echamos todo en un bol y ponemos tanta sal como nos guste. Lo mezclamos todo bien con las manos para que la sal se adhiera a los ingredientes.
  2. En una sartén echamos bastante aceite y ponemos todos los ingredientes del bol. Empezamos poniendo el fuego a potencia máxima por unos cinco minutos, para que el aceite se caliente antes. Cuando empiece a freír lo bajaremos a potencia media. Tardará unos 10 minutos en estar listo todo. Aconsejamos remover de vez en cuando para que no se quemen los ingredientes, sobre todo las patatas.
  3. Mientras vamos a ir batiendo los huevos en el mismo bol de antes con un poquito de sal. Recomendamos hacerlo con unas varillas eléctricas para que resulte más fácil y cómodo. Una vez esté todo bien batido, echamos los ingredientes de la sartén dentro. Machamos un poco las patatas para que se mezclen bien con los huevos. Dejadlo unos 5 – 10 minutos para que cuaje todo bien.
  4. Ahora cogemos una sartén del tamaño que queramos que sea nuestra tortilla y ponemos un poco de aceite. Echamos todo lo que haya en el bol y ponemos el fuego a potencia máxima. Esto hará que la parte de abajo se haga más rápidamente, pero tras pasar cinco minutos reducir la potencia a la mitad.
  5. Cuando consideremos que la parte de abajo ya está bien hecha, colocad un plato a modo de tapa y dar la vuelta a la tortilla. Luego volver a echar en la sartén para que se haga también por ese lado. Podéis utilizar una sartén doble o una tortillera para que os resulte más sencillo darle la vuelta.

Una vez lista solo hay que esperar a que se enfríe un poco y comer.